Seleccionar página

Muchos piensan que, para cumplir con la Ley de Protección de Datos, basta con incluir los textos legales en la web, o que es algo sin demasiada importancia de lo que podemos prescindir sin que nadie se percate. No caigas en ese error, porque cumplir con el RGPD es mucho más que eso.

¿Por qué debes cumplir con la Ley de Protección de Datos?

La razón más evidente es la que seguro ya conoces, y si no es así, apunta porque es importante: cumplir con el RGPD es obligatorio para absolutamente todas las empresas. 

Ahora que ya hemos aclarado el aspecto más importante, vamos a profundizar en otras razones que también son vitales para la seguridad de tu empresa:

  1. Evita sanciones

Toda obligación lleva su castigo cuando no se cumple con ella, y la normativa en materia de protección de datos también. De hecho, las sanciones impuestas por la Agencia Española de Protección de Datos son más altas que las impuestas por otros organismos, con la intención de disuadir a quienes se vean tentados a no cumplir con ella.

  1. Protege tu imagen

Contribuye a evitar daños en la imagen por mal uso o usos poco honestos de la información personal ajena. Si respetas los datos de quienes trabajan contigo o contratan tus servicios, no habrá riesgos de que sufras una crisis de reputación por esa parte.

  1. Da seguridad y confianza a clientes, asociados, proveedores…

En relación con el punto anterior, cualquier persona va a tender a confiar más en una empresa que se toma en serio la protección de los datos personales que maneja que en otra con alguna que otra mancha en su historial. Al fin y al cabo, en ocasiones tenemos que facilitar datos tan sensibles como cuentas bancarias o historiales médicos, y buscamos que estén siempre en las mejores manos. Las consecuencias de una vulneración pueden llegar a ser catastróficas.

  1. Ayuda a entender el funcionamiento interno

Al realizar los informes, evaluaciones, etc. necesarios para el cumplimiento del RGPD, conocemos los entresijos de nuestro negocio y estamos al tanto de todo lo que sucede, las debilidades a las que podemos enfrentarnos llegado el momento… 

  1. Minimiza riesgos

Pequeños cambios y mejoras tras cualquier análisis para la protección de datos bastan para adelantarse a posibles ataques, pérdidas, fugas de datos…

Como ves, no es únicamente la obligatoriedad lo que pesa; la protección de datos implica muchísimos beneficios para tu empresa, sobre todo a largo plazo.

¿Tienes dudas sobre cómo cumplir con el RGPD? Ponte en contacto con nosotros y las resolvemos.